Las ultimas:

El verdadero “costo” de las campañas

Después de una encarnizada guerra que se vivió el estado los últimos meses; es necesario ponernos a hacer el recuento de los daños.

Daños que van más allá de un partido político, totalmente resquebrajado por las diferencias ideológicas de sus miembros, rupturas dentro del seno familiar, amistades fracturadas por preferencias partidistas.La guerra y la Paz (caricatura)%e2%80%8e.jpg

En estas elecciones hubo diferentes tonalidades, pero la que más se apreciaba era roja, de la sangrienta guerra en la que nos vimos inmersos todos los Quintanarroenses.

Desde mi trinchera, pude vivir en carne propia, un poco de todo lo que hablo. Personas que dentro del PRI no estaban del todo de acuerdo con las decisiones que tomaron los dirigentes, pero su lealtad férrea los impulso a militar, como cada vez que su partido lo necesitaba, portando orgullosos los colores, creyendo incluso ciegamente en la maquinaria, de la que ellos forman parte.

Por otro lado, personas que siendo priístas deciden darle la espalda a su partido y militar abiertamente, a favor de la única oposición real, que ha tenido (por lo menos en la capital) el PRI, irónicamente desprendida desde su interior.

Se escuchaban día a día, calificativos de ambos lados, que no vale la pena repetir, pues ya se han dicho hasta el cansancio y que todos conocemos. Calificativos que las personas en general empezaron a adoptar y repetir como himno de batalla para enardecer a las masas. Con una organización y temple casi militar, la bandada de UNE avanzó arrasando lo que se encontraba en su camino.

Tan fue así, que sus ex compañeros no se dieron cuenta de lo que sucedió, hasta el día “D”, esa noche triste. Estilo Hernán Cortés, cuando el PREP les iba apagando sus festejos.

Y por último, que en lo personal, se me hizo el costo más alto. Todas esas amistades y familias que quedaron resentidas. Ni todos los memes en las redes sociales, fueron suficientes para concientizar a la gente, de que no era necesario pelear por sus diferencias políticas.

Cuantas comidas familiares terminaron abruptamente por discusiones, a efecto de dilucidar ¿cuál candidato era el mejor para el estado? o incluso ¿cuál era más conveniente para los fines personales de cada persona?.

Amigos que no aceptaron una crítica del candidato de su preferencia.

El día de hoy, he visto hermanos que no se hablan, por sentirse traicionados por qué alguno de ellos, no votó, como el otro le sugirió. Es triste observar que, en la mayoría de los casos, PELEARON POR PERSONAS QUE NI SABEN DE SU EXISTENCIA. Que puede o no ser la solución. Al final es una moneda al aire y no queda más que esperar a que empiece su tiempo para empezar a ver las promesas cumplidas.traicion_

TODOS SOMOS QUINTANA ROO, no importando los colores que llevemos en la camiseta. La decisión de la mayoría tuvo que ser aceptada, como tantas veces, fue aceptada en casi 50 años que el PRI reinó en el estado.

Todos pedimos un cambio, pues empecemos por hacer nuestra parte y trabajemos por el Estado que queremos y merecemos.

Gelue Handall

@gelueh

Anuncios
Acerca de El correo de los ciegos (48 Artículos)
Unos ojos no entrenados, no logran encontrar la diferencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: